"Sus palabras son tesoros para mí, alimentan mí dedicación no mí ego. Comenten por favor"

Ariusk

Biblioteca Completa HL

Biblioteca Completa HL
Acá están todos los libros posteados en el blog

viernes, 4 de marzo de 2011

Lynsay Sands (Históricas y Escocesas)

Lynsay Sands ha escrito más de una veintena de libros y varias antologías desde que comenzó en el año 1997. Sus novelas románticas abarcan varios subgéneros como el contemporáneo, histórico y paranormal, y ha sido nominada y galardonada en varios de los premios más prestigiosos del género.


Disfruta de sus siguientes libros:





Le habían advertido que Clarissa Crambray era un peligro. Capaz de destrozar los pies de cualquier caballero y ocasionar los más inusuales accidentes, a esa belleza había que mantenerla alejada lo máximo posible. Pero para Aidan Montfort, Conde de Mowbray, ella representa precisamente el desafío que estaba esperando. Él es perfectamente capaz de soportar a una mujer con un pasado desafortunado. Pero, ¿existe alguna mujer en la faz de la tierra que pueda soportarle a él?

Lady Clarissa Crambray quiere un marido... aunque no con tantas ansias como lo desea su madrastra. Puede que quitándose los anteojos parezca más bonita, pero eso le supone un “pequeño” problema de visión. Ahora, todos sus pretendientes huyen despavoridos, bueno… no todos… alguien acaba de sacarla a la pista de baile... un borrón oscuro de lo que parece ser un apuesto caballero.

Todo el mundo sabe lo peligrosa que puede llegar a ser Lady Clarissa Crambray tropezando constantemente y poniendo en riesgo, involuntariamente, la integridad física de los demás. Clarissa sabe cuál es la solución a su problema, pero su madrastra no la deja llevar sus anteojos en público, para ella es mejor que llamen a su hijastra la "Patosa Clarissa" antes que su rostro se vea deslucido por unas lentes.

El Conde Adrian Montfort ha evitado a la alta sociedad desde que una importante cicatriz, consecuencia de su última batalla, le desfigurase. Pero ahora ha encontrado a la mujer perfecta, una que no es capaz de ver bien aquello que tanto le atormenta.


La primera vez que Charlie y su hermana gemela Elizabeth se toparon con Lord Jeremy William Radcliffe, estaban huyendo de su tío. Pero Charlie no puso las cosas fáciles y cuando estaban saltando por la ventana, en vez de caer sobre sus pies en el suelo, cayó directamente sobre el apuiesto noble. Pero eso no fue todo, sino que Lord Radcliffe insistió en mantenerlos a salvo a "él" y su hermana.

¿Cómo conseguía hacer que sus piernas temblasen? Con cada roce, Radcliffe, inconscientemente, incitaba los deseos más indecentes en Charlie y sus acercamientos fraternales hacían que el corazón del "muchacho" latiera de manera incontrolable. Y, aunque haberse disfrazado de un joven fuera muy divertido, estaba convencida de que como mujer se lo pasaría aún mejor. Y, después de una cálida caricia de sus labios, Charlie se juró a sí misma que no volvería nunca más a ser un hombre.

Ser o no ser un muchacho, esa es la cuestión...

Charlie y Beth son un par de hermanas gemelas que huyen de su intrigante tío que está planeando venderlas en matrimonio a dos tipos sumamente indeseables. Para confundir a sus perseguidores, traman un plan —una de ella se hará pasar por un hombre.

Jeremy, Lord Radcliff, apuesto, serio, rico y poderoso, entra en escena y, para sorpresa de Charlie y Beth, está decidido a proteger al par de hermanos, "hermano y hermana", bajo su ala. Cuando su relación con la pareja aumenta, se siente más y más perturbado por los sentimientos que experimenta cuando está cerca del joven Charlie… hasta que se percata de que Charlie no es ningún muchacho…


¿Quién se casaría con...?
Todo caballero ha escuchado historias sobre lady Murie, pupila y reconocida favorita del rey Eduardo III. Se dice también que el rey ha mimado y consentido a la joven en demasía. A pesar de su necesidad, sir Balan decide que Murie es la última persona con la que desea casarse cuando la ve aullando y sollozando como una malcriada.

¿.... la mocosa?
Pero no es oro todo lo que reluce, y algunas veces los diamantes pueden parecer muy, pero que muy toscos. Murie no es lo que aparenta y Balan pronto descubre que en verdad sería afortunado de merecer semejante novia. Empero no es el único que vislumbra la verdad, y el otro esperanzado aspirante a esposo no es tan honorable como él. Algo se cuece, pronto llegará la hora de la verdad, el momento de demostrar quién era caballeroso, quién un canalla... y quién ha logrado el amor de un corazón nada caprichoso.



Avelyn esperaba que a su futuro esposo le gustasen las cerezas. Pues temía que precisamente eso es lo que iba a parecer en su boda, embutida en un traje de color escarlata —que era el único que le entraba. Seguro que él deseaba a una dulce y sumisa novia, tan pequeña y acicalada como ella pretendía aparentar, sin lograr conseguirlo.

Paen Gerville, después de haber pasado toda su vida como soldado completamente solo, anhelaba una mujer alegre, rellenita, y con un hermoso busto en el que pudiera apoyar su cabeza por las noches. Pero, a simple vista, su nueva esposa no prometía tales placeres... no podía apreciar la forma de su cuerpo y parecía bastante frágil, sobre todo tras haberse desmayado en sus brazos cuando la besó por primera vez. Pero, una vez que la desvistió, se quedó gratamente complacido y, a partir de ese momento, sólo pudo pensar en qué le depararía su noche de bodas con.... LA ESPOSA PERFECTA.



Las circunstancias habían cambiado... y lo habían hecho para peor. Valoree nunca volvería a asumir la identidad de su fallecido hermano y cruzar los océanos con el sobrenombre del "Capitán Red". Nunca volvería a comandar a sus piratas para recobrar los derechos que le correspondían por nacimiento y buscar a los asesinos de su hermano. Ahora, era la heredera del Castillo Ainsley, y ningún albacea entregaría ese magnífico patrimonio a una muchacha pirata soltera y a su infame tripulación —aunque fuera la única descendiente directa. Las condiciones de la sucesión estaban claras, si quería heredar tenía que casarse con un noble... y quedarse embarazada.

En cuanto se entera de las "malas" noticias, la virginal pirata decide volver a los mares, pero la tripulación había sometido el problema a votación —y ella haría cualquier cosa por esos bribones que constituyen su única familia. Así que, a regañadientes, acepta su destino y tendrá que transformarse en una dama elegante y refinada con la ayuda de una prostituta —que hará de su carabina— y su tripulación —que se convertirá en su cortejo de sirvientes.

A pesar de todo, hay algo que tiene muy claro: sólo se casará si encuentra a un hombre de carácter valeroso y que no tenga miedo de una.... Dama Pirata.

Daniel, Lord Thurborne, necesita a una esposa, y Valoree es un soplo de aire fresco y la mujer más inusual que jamás haya conocido. Dispuesto a ayudarla en la búsqueda de un marido, Daniel se verá muy pronto sucumbiendo a los encantos de la muchacha y cayendo en su propia trampa.


Rosamunde, la hija bastarda del Rey Henry, se ha criado en un convento y está más que decidida a hacerse monja.... hasta que su padre aparece con un reticente prometido para que sea su esposo. De la noche a la mañana, Rosamunde se encuentra ante el altar prometiendo amar, honrar y obedecer a Aric. 

Teniendo en cuenta la educación recibida por la joven, es más que lógico que no tenga ni idea de qué es lo que se espera de ella en la noche de bodas. Si a esto le sumamos que su única experiencia práctica ha sido ver cómo se aparean los animales en el establo, no es de extrañar que una de sus mayores preocupaciones sea si él le morderá el cuello e intentará montarla de manera ruda en el lecho conyugal. Desde luego, ese musculoso guerrero parece capaz de ejercer esa... pasión animal, aunque sus ojos prometen algo más dulce. Y, muy pronto, Rosamunde aprenderá que, aunque pueda ser difícil cumplir el juramento de obediencia a su esposo, será muy fácil llegar a amarle para siempre.

Aric está más que harto de las mujeres y ha jurado no casarse nunca… hasta que se encuentra con el Rey que le pide que se case con su ilegítima, aunque amada, hija Rosamunde porque su vida corre peligro. Aric sabe que si se niega a cumplir las órdenes del monarca podría perder la vida, así que consiente malhumorado al matrimonio.
Rosamunde está a punto de convertirse en monja… hasta que se encuentra en el altar ante el hombre más atractivo que jamás haya conocido.
A partir de ese momento, ambos tendrán que aprender a confiar el uno en el otro si quieren que Rosamunde llegue sana y salva al castillo de su esposo.
¿Podrá este matrimonio por conveniencia hacer que Aric y Rosamunde se amen para siempre?


El problema tenía que solucionarse. Había pasado demasiado tiempo, y si el Rey volvía a recibir una sola queja más de aquel par de nobles enzarzados iba a volverse loco. Lo que Lady Tiernay necesitaba era... bueno, era una auténtica belleza, pero que Dios pillase confesado al hombre que se casase con la portadora de ese fuerte carácter. En cuanto a Lord Holden, ¿serían falsos los rumores que corrían acerca de su frío corazón? Lo cierto es que el hombre estaba desencantado desde la muerte de su primera esposa.

Lo que Henry tiene que hacer es obligar a esos dos a que se casen y que vayan con sus quejas el uno al otro en vez de meterle a él en medio de todo. Sí, ¡eso es lo que hará! Y, quizás, con un poco de suerte, terminen por tenerse cierto cariño y Lord Holden pueda rehacer su vida con esa nueva esposa...

Sin embargo, sólo Dios sabe lo que puede suceder cuando esos dos enemigos se encuentren frente a frente.

Cuando Lady Helen se entera de que el Rey ha ordenado que se case con su odiado vecino, Lord Hethe Holden, hará todo lo posible evitarlo. Hethe es un guerrero, y no tiene ni idea de qué hacer con una esposa, especialmente con una tan hermosa, aunque terca como una mula y contraria a obedecer a su nuevo marido.

Si ella quiere una guerra, eso es lo que tendrá. Al fin y al cabo, se ha pasado toda la vida batallando y duda mucho que Helen tenga la más mínima posibilidad de vencerle.

SERIE HERMANAS MADISON


La boda de cuento de Hadas no se convirtió en un vivieron felices para siempre…
No hasta que su marido cayó muerto. Había sido horrible, para Cristiana Madison, su corto matrimonio, y no iba a permitir que el tradicional período de luto arruinara a sus hermanas también. Así que decidió conservar en hielo el cadáver de su marido y seguir como si nada hubiera pasado…

Hasta que el conde real aparece…
Richard Fairgrave tenía toda la intención de enfrentarse a su malvado hermano gemelo que lo había despojado de su nombre y su título... sólo para descubrir que ya estaba muerto. Sin decir nada y asumiendo su identidad, Richard debe ahora hacer frente a un deseo enloquecedor por su encantadora heredada "esposa" sin duda una caza fortunas, posiblemente, una asesina.

Y Cristiana debe hacer frente a un embarazoso y no deseado nuevo "marido"… y ambos deben saber que van hacer antes de que el hielo se derrita.


Se busca marido desesperadamente… 

Suzette no se parece en nada a otra heredera; quiere a un marido pobre, un caballero que esté tan agradecido por hacer con su dote lo que le permita acceder a ella para poder así pagar las deudas de juego de su padre. Cuando esta seductora belleza se encuentra con Daniel Woodrow, apuesto, con título y soltero… e incluso más pobre de lo que podría haber esperado, parece que los sueños de Suzette se hacen realidad. 


Pero Daniel no ha sido sincero. Cansado de ser acosado por una infinita ristra de insípidas coquetas y de sus madres cazafortunas, Daniel ha decidido alegar que es pobre para deshacerse de todas ellas. Sin embargo, conoce a esa joven, refrescante y deliciosa, que afirma sentirse emocionada por su supuesta pobreza. Ahora lo único que Daniel tiene que hacer para encontrar la verdadera felicidad es seguir con esa pequeña mentirijilla… mientras elude a un villano decidido a impedir esa unión a cualquier precio.




La vida de su hermano corre un serio peligro. Y, mientras es capturada por una banda de escoceses con el aspecto más salvaje y peligroso que jamás haya visto, Kyla se tendrá que enfrentar a un apuesto y musculoso guerrero. Pero, aunque el atractivo Galen MacDonald la secuestre y se case con ella, regresará para destruir a sus enemigos. ¿Conseguirá que ese fiero guerrero sea su aliado? 

El Laird escocés siempre ha dicho que la más dulce de las venganzas nunca se sirve en plato frío. Esta noche, ella descubrirá si él tiene razón.
La esposa del Laird Galen MacDonald fue asesinada hace nueve meses por su enemigo, el jefe del clan MacGregor. Cuando Galen se entera que MacGregor planea tomar como novia a una inglesa, decide obtener su venganza robándosela y casándose con ella. Aunque existe la remota posibilidad de que cuando ella se recupere de una herida mortal que ha sufrido en el trayecto quiera cobrarse su propia venganza.

SERIE DEED


Lady Emmalene Eberhart se moría por hacerlo... incluso le había rogado al Rey para que ordenara a su marido que se lo hiciera —porque quería ser una buena esposa. Pero un buen día, se quedó viuda... y seguía siendo tan pura y virginal como lo había sido el día de su boda. Y, de pronto, esta joven e inocente beldad se vio envuelta en una cruenta lucha por obtener el poder feudal, con una sustancial dote y prometida a Amery De Aneford, un caballero sin tierras cuya espada había protegido al Rey —y con un atractivo salvaje que hacía que el corazón de la dama latiera enloquecido.
Y en la noche de bodas, mientras un enemigo galopaba furioso hacia ellos, ambos aprenderán que detrás del hecho de consumar un matrimonio puede haber mucho más.... el amor más magnífico y verdadero con el que jamás hubieran soñado.


Iliana Wildwood haría cualquier cosa para escaparse del cruel hombre que quiere conseguir sus tierras —incluso casarse con un bárbaro. Huyendo a las Highlands, la casan con Duncan, Laird del Castillo Dunbar. Aunque es cierto que hay algo en ese apuesto guerrero que hace que le tiemblen las rodillas, también hay algo que a Iliana no le huele muy bien en Escocia, y hasta que no descubra qué es ese algo, no confiará en nadie. 

Decidida a resistirse a su atractivo marido, Iliana encuentra la manera de mantener a salvo sus secretos. Usando un cinturón de castidad, esta bella y decidida mujer logra frustrar los avances de su particular escocés... hasta que éste cambia sus métodos y comienza un sensual asalto que hace que las intenciones de la dama se esfumen y que el guerrero encuentra la llave para poder llegar al corazón de su esposa.

Para proteger a Lady Iliana Wildwood de su cruel padrastro, el Rey le ofrece un matrimonio de conveniencia con Duncan Dunbar, cuyo padre sólo está interesado en la dote de la mujer.

Cuando Iliana llega a su nuevo hogar se encuentra a Duncan borracho y al castillo hecho un asco. Además, se niega en redondo a consumar su matrimonio con Duncan hasta que éste se bañe. Pero él, como buen escocés apegado a sus tradiciones, dice que sólo se baña dos veces al año.

A partir de aquí, empezará una auténtica guerra de voluntades por ver quién de los dos impone su opinión, especialmente cuando Duncan descubre el cinturón de castidad de su esposa. Y, mientras la atracción que ambos sienten aumenta, también lo hace el olor.... hasta que el escocés empieza a ver que realmente está hiriendo a su mujer. En ese momento tomará el ansiado baño y cambiará sus hábitos de higiene.

Todo parece idílico hasta que los problemas comienzan de nuevo, pero esta vez se trata de algo peor puesto que las traiciones y antiguos enemigos pondrán en peligro sus vidas y tratarán de romper su recién estrenado amor.


¡Prefería mil veces irse a un convento!

Vale, esa opción no es muy apetecible, pero la escocesa Seonaid Dunbar —que ha sido educada como un guerrero— prefiere tomar los hábitos antes que tener que matar a Blake Sherwell —que es lo que va a hacer si la obligaban a casarse con él. No... ella no caminará sumisa hacia el altar, ni jurará obediencia a ese hombre al que la Corte inglesa llama "Ángel". El pelo dorado y los ojos azules no demuestran la valentía de ningún hombre. Además, en Inglaterra no existe nada parecido a los ángeles... sólo hay demonios, y existen muchas formas de eludir a un pretendiente venido del infierno, aunque sea el mismísimo Rey Henry el que ha ordenado el matrimonio.

No, la futura condesa de Sherwell no se quedará bordando en el castillo a la espera de que su marido llegue, como Blake piensa que hará. Ella escapará a su fortaleza y preparará su plan de defensa. Espadas y besos... esta guerra requiere todas las armas disponibles y la batalla está a punto de comenzar.

Después de ignorar a su prometida durante más de una década, a Lord Blake Sherwell no le queda más remedio que reclamarla, puesto que ha sido el propio Rey quien se lo ha ordenado. A regañadientes, va al castillo escocés donde reside la muchacha. Pero una vez allí, descubre que ésta se ha fugado a un convento. 

La Escocia de finales del S. XIV no es un lugar adecuado para una mujer sola, así que Blake se dispone a seguir a su prometida con el fin de protegerla... y es ahí cuando comienza la aventura. Seonaid —que desde pequeña se ha entrenado en el manejo de la espada gracias a su padre y a su hermano— tratará de despistar tanto a los hombres de su padre como a los de su futuro esposo, con el fin de que no logren alcanzarla antes de que llegue al convento. Pero con esta táctica lo único que consigue es avivar el interés de Blake, que a partir de ese momento se tomará la persecución mucho más en serio de lo que en un principio tenía previsto.

SERIE HIGHLANDS


En Inglaterra, en el año 1273, lady Edda pide al rey Eduardo que disponga que su hijastra Evelinde de d’Aumesbury se case con «El demonio de Donnachaidh». La madrastra aborrece a la hija de su difunto esposo y detesta compartir los frutos de la baronía, que no llegan para cubrir todas sus necesidades. Desea, además, castigar a Evelinde por ser la hija valiente de su despreciable esposo: de modo que el bárbalo escocés será el marido perfecto para ella ya que la tratará con la brutalidad que merece. 

El monarca lo dispone todo para que la pareja se conozca. Ambos quedan asombrados al descubrir que los prejuicios contra el otro son totalmente erróneos. Evelinde esperaba encontrarse con un bruto, y sin embargo es un hombre amable y bondadoso; él esperaba a una distante y fría arpía, pero ella es cariñosa y compasiva.

Después de intercambiar sus votos matrimoniales, se dirigen a su hogar en Escocia, y Evelinde se pregunta el porqué de su apelativo, ya que el hombre que ahora es su esposo no es ningún demonio. Entonces se entera de que el epíteto se debe al asesinato de su padre y el supuesto suicidio de su primo, pues todo el mundo asume que fue él el responsable de ambos. Todo el mundo salvo Eveline... hasta que alguien intenta acabar con ella, y es cuando se pregunta si su esposo está en realidad loco o si alguien intenta hacerle parecer un asesino berserker. Entonces Evelinde se promete así misma descubrir toda la verdad... o morir en el intento.


Estaba lista para dejar que su corazón de desatase…
¡Merry Stewart estaba harta! Harta de sus hermanos, cuyo comportamientos haría que hasta la dama más recatada se sonrojada. Harta de su hogar en las Highlands, que se habría derrumbado de no ser por ella. Merry sueña con escapar a los brazos de su prometido, Alexander d’Aumesbery… aun cuando ni siquiera le conoce aún. Pero cuando por fin se conoce, Merry se queda desolada, pues parece que él no es mucho mejor que el resto de los hombres de su familia. 

Tan hermosa, tan desvergonzada…
Desde el mismo instante en que conoce a Merry, Alexander está decidido a hacerla suya. Desperado por convencerla de que no se parece en nada a los pícaros miembros de su clan, demostrará que es un caballero de modales refinados. Pero debajo yace un corazón tan intenso e incontrolable como el de Merry. Y, al fin, cuando la vida de Alexander se vea amenazada, Merry se da cuenta de que es el esposo que ha estado esperado… y la pasión que comparte se convierte en algo imposible de controlar. 

Solo un hombre podía prender la llama en su corazón… 

Lady Averill Mortagne  aprendió a controlar su fuerte temperamento cuando era una niña, pero si su padre insiste en hacerla desfilar delante de otro lord inglés más que mire con desaprobación su cabello pelirrojo, se olvidará de todo y se pondrá a gritar. Sus únicos momentos de paz son los que pasa con Kade Stewart, el escocés herido que su hermano llevó a casa después de las Cruzadas. ¿Quién iba a imaginar que un guerrero escocés sería el único caballero de verdad?


Lady Averill ayudó a salvarle la vida y, por eso, Kade le está profundamente agradecido. Ella es, además, increíblemente hermosa, pero nunca podría someter a una dama tan dulce y amable a la ardua vida de la esposa de un laird del clan Stewart… ¿o no? Cuando ella hace frente a un inesperado peligro a su lado, Averill demuestra a Kade que su corazón es tan fiero como vivo es su cabello… y que sucumbir a tal pasión sería el mismo paraíso.

15 comentarios:

Alexia dijo...

Hola! Es la primera vez que entro a tu blog y me gusta mucho. Me encantan los libros sobre Highlanders. De Linsy Sands leí todos los que pusiste en la lista excepto el último. Agrego a tu reseña que son libros que se leen rapidamente y son aparte de románticos muy divertidos.

naty st clair dijo...

hola sabes me encantaria leer estos libro pero ninguno de los link funciona asi que si podrias volver a subirlos o enviarmelos por email a esta cuenta naty_elek05@hotmail.com te lo agradeceria un monton gracias

Anónimo dijo...

I’m not that much of a online reader to be honest but your blogs really nice, keep it up!
I'll go ahead and bookmark your website to come back later on. All the best
http://ow.ly/hUjMU santa monica apartments for rent

Also visit my homepage - santa monica apartment

Anónimo dijo...

Me encantan las novelas históricas de Linsay ... He podido leer varias¡

Gracias

Goretti dijo...



Tu blog me ha gustado mucho, gracias, estan muy buenas las recomendaciones, aunque no he leido todos los libros me parecen bastante interesantes

Nani dijo...

Muchas gracias!!!!

jennifer dijo...

Gracias, me encantan las novelas historicas de regencia.

Anónimo dijo...

Gracias x compartir tus libros ;)

Mareilyn Gomez Vasquez dijo...

Hola, gracias por tus inf,pero tengo una duda como descargo los libros a traves de Sky Drive.

Anónimo dijo...

hola!! para empexar me encanta tu blog, felicitaciones!!!me gustaria pedirteun favor, los links no funcionan y tengo muchas ganas de leer estos libros, podrias enviarmelo a mi correo? es nicoole_love_@hotmail.com
gracias:-)

Anónimo dijo...

Hola, mil y un gracias por tus libros, acabo de bajar algunos y estoy ansiosa por empezar.
Atte. Mayde

Anónimo dijo...

hola me e leído ya varios libros de esta autora me an gustado la mayoría, pero unos tres que leí tienen el mismo final de la muerte del villano, la verdad eso desanima un poquito
la novela que mas me a gustado a sido calamitossa muaaaaaa gracias

Magdys Alvarez dijo...

Me ha gustado esta escritoria, he leido la serie Deed y Vecinos, en verdad que tiene de todo, romance, intriga, tragedia, comedia, bueno, se leen rápido y son muy divertidos

Anónimo dijo...

hola me encantan estas novelas aunque no he podido descargarlas el link no funciona como podria hacer para descargarlos chaoy gracias

Anónimo dijo...

Mil gracias, me encanta leer y estos libros me han traido mucha alegria

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails